Cuando finaliza el mes de agosto, empiezan a aparecer los primeros cambios de temperatura. Los días calurosos comienzan a evaporarse y el aislamiento térmico de los edificios pasa a ser una preocupación para muchos.

Andalucía se caracteriza por ser una comunidad en la que impera mayoritariamente el calor. Sin embargo, existe un gran número de contrastes en cuanto a temperatura dependiendo de la zona de la que hablemos.

A pesar de ello, muchos edificios hoy en día cuentan con un aislamiento térmico muy pobre. Como decíamos, el calor es uno de los principales enemigos del verano en la región. Las edificaciones, por tanto, están preparadas para afrontar los veranos más calurosos.

El aislamiento térmico de los edificios a veces pasa desapercibido

Los azulejos están presentes en infinidad de paredes. El material de estos ayuda a reflectar el calor y a contrarrestar el infernal calor de los meses de verano. Sucede lo mismo en los suelos, ya que la mayoría disponen de lozas de materiales como el mármol por la misma razón.

Por otro lado, en las zonas más frías sucede lo contrario. Las paredes tienen refuerzos que aíslan contra el frío y mantienen la temperatura interior. En los suelos, en este caso, se opta por el parqué y similares, ideales para no dejar que las bajas temperaturas incidan en el habitáculo.

Pero, aunque dependiendo del lugar se elija adecentarlo o bien para luchar contra el calor o contra el frío, existe un problema: normalmente no se adecua a todas las temperaturas.

Aunque las estructuras estén preparadas para un tipo de temperatura, debemos tener en cuenta que lo ideal es protegerlas contra todas las inclemencias del tiempo. Así, aunque los refuerzos sean muy útiles en invierno, serán contraproducentes en verano.

En la región andaluza, el frío se sufre debido a la poca preparación de las edificaciones. Por eso, es necesario llevar a cabo un proceso de aislamiento térmico de edificios. En Novatecnic somos especialistas en el recubrimiento de fachadas para conseguir este objetivo.

Para los cambios de temperatura, apuesta por nuestra pintura térmica

En Novatecnic contamos con pinturas térmicas que se caracterizan por actuar contra todo tipo de cambios térmicos. De esta forma, son ideales tanto para frío como para calor y pueden aplicarse en cualquier tipo de material sin dañarlo ni alterarlo.

Están formulados a partir de microesferas que ayudan a aislar en interior de los edificios de una manera efectiva. Además, resisten golpes, no se agrietan y son fácilmente lavables. Sin duda, son una buena opción para proteger tanto interiores y exteriores de una manera efectiva y, sobre todo, sencilla.

Por supuesto, existen otro tipo de opciones disponibles para llevar a cabo el aislamiento. En estos casos, normalmente es necesario realizar obras o, simplemente, solo se encargan de proteger una zona concreta, ya sea interior o exterior.

Nuestro método no requiere cambios estéticos ni estructurales. Las pinturas son un perfecto aislante térmico para edificios que, con solo aplicarlas, dan a las zonas en las que se utiliza una protección altamente efectiva.

Además, una vez aplicadas podemos olvidarnos de los cambios de temperaturas durante un largo periodo de tiempo. Nuestras pinturas tienen un efecto que dura de 7 a 15 años. Funciona también perfectamente como antibacterias, antihongos y actúa como protector contra microorganismos perjudiciales. ¡Consulta nuestro catálogo para saber más!