Ya es sabido por todos que reciclar trae múltiples beneficios para el medio ambiente y para nuestro planeta. Desde este punto de vista, los contenedores de superficie juegan un papel muy importante y se han convertido en elementos fundamentales en todas las ciudades y municipios.

Los contenedores de superficie para la gestión de residuos urbanos, son la solución ideal para la mayoría de las poblaciones. Se basa, en la instalación de contenedores de diferentes tipos en la vía pública. De este modo, la implantación se realiza según las características de la fracción a recoger. Además, también se tienen en cuenta cuestiones del entorno. Por otro lado, la harmonización con el urbanismo de la localidad es muy relevante. Tanto que, el impacto visual es mínimo.

El objetivo principal de los contenedores de superficie es la recogida de residuos separados en origen. Posteriormente, son vaciados por los correspondientes servicios de recogida de forma cómoda y segura.

Contenedores de superficie: ventajas

  • Diseñados para evitar el vandalismo y fuertes impactos (como un accidente con un vehículo).
  • Pintados mediante una pintura epoxi y acabado termo – edurecible con posterior secado al horno. Este hecho, garantiza una óptima resistencia a la corrosión.
  • Su moderno diseño embellece el entorno y evita los malos olores.
  • Tratamiento resistente a las pintadas y a los graffitis.
  • Su diseño permite una rápida y fácil higienización.
  • La elevada calidad de los materiales con los que se fabrican prolongan su vida útil.
  • Suministrables con el sistema doble gancho.

Contenedores de superficie: los más modernos

Nuestros contenedores de superficie están diseñados con elementos de elevada calidad. Fabricados en acero al carbono pre – galvanizado, de 2 milímetros de espesor. Además, están protegidos por una capa de imprimación antioxidante a base de silicato de sodio.

Por otra parte, estos contenedores de superficie contienen un sistema modular formado por dos laterales iguales, dos paneles centrales y un techo. De esta forma, todas las partes se ensamblan entre sí, sin necesidad de soldaduras. Este hecho, facilita su transportación y la intercambiabilidad de sus componentes.