Los contenedores soterrados están destinados a la recogida de residuos sólidos urbano (R.S.U.). La basura queda bajo tierra enterrando el contenedor que tradicionalmente estaba a la vista. Sin duda, no es lo mismo pasear por un entorno con contenedores abarrotados de basura, que hacerlo por uno limpio y despejado.

La calidad del paisaje urbano es importante, no solo para la estética del municipio, sino también porque mejora la vida de los ciudadanos. De ahí que la preocupación por el cuidado de las ciudades cobra protagonismo y la razón es sencilla: es importante evitar la alteración del paisaje urbano.

Para ello, contar con elementos que ayuden a dignificar el entorno, ocultando la basura en la calle, es un punto clave que ayuntamientos y otras administraciones públicas han de tener en cuenta.

Optar por la instalación de contenedores soterrados en una localidad ayuda a esconder los residuos, recuperar el espacio para otros usos, minimizar el mobiliario urbano visible y crear entornos más higiénicos, entre otras ventajas. ¿El motivo? Están instalados bajo tierra y dejan unos buzones en la superficie para arrojar la basura, lo que resulta beneficioso para el medioambiente y es más higiénico para los ciudadanos.

¿Cómo pueden los contenedores soterrados mejorar la estética del municipio?

A diferencia de los contenedores de superficie, los soterrados son una opción perfecta porque eliminan el impacto estético que genera la basura en la calle, algo que afea mucho la estética de los municipios. Como ya señalábamos en este artículo en el que se hablaba de los beneficios de los contenedores soterrados, estos depósitos están diseñados para conseguir su máxima integración en la vía y no provocar un efecto visual negativo en los ciudadanos.

El sistema cuenta con una plataforma se adapta al pavimento, mimetizándose perfectamente con el espacio que le rodea, manteniendo un aspecto agradable y discreto. Además, se ajusta a las inclinaciones de la calle y a los desniveles en general. De esta forma, se consigue que la extracción del equipo sea rápida y sin obstáculos.

Los residuos dejan de ser un estorbo y, con ello, se eliminan problemas como la acumulación y los malos olores al estar los depósitos bajo tierra. Es un método limpio y seguro para la recogida de basura por lo que es más higiénico, pero también impide el acceso a los residuos a personas no autorizadas, evita el vandalismo o que las bolsas puedan ser dañadas o abiertas por animales.

A todas estas ventajas, se suma que es una opción que disminuye considerablemente las barreras arquitectónicas y facilita a todos los usuarios el depósito de basura. Gracias a su gran capacidad para amoldarse al entorno y a su estructura, los contenedores soterrados son accesibles para niños, mayores y personas con movilidad reducida, otra de las razones por la que cada vez más administraciones públicas apuestan por su instalación.

Existen diferentes modelos de contenedores soterrados que se diferencian básicamente por el tipo de depósito utilizado, el diseño de los buzones y el sistema de elevación. En Novatecnic, estamos especializados en la instalación y mantenimiento de este tipo de contenedores y cada vez más son los municipios andaluces que confían en nosotros para ello.

Si tienes interés en ampliar información sobre contenedores soterrados, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Esteremos encantados de ayudarte.