Cada vez hay más puntos limpios por nuestro territorio y más personas concienciadas de su buen uso. Pero comencemos por el principio ¿Qué es un punto limpio y para qué sirve? Hace referencia a una instalación de uso libre que contiene diferentes tipos de contenedores para depositar diferentes tipos de objetos que, normalmente, no se podrían reciclar.

Un punto limpio se ha convertido en un sitio habitual en España. Como dato, podemos afirmar que hay más de 950 puntos a nivel nacional. Por otro lado, y antes de empezar a comentar los tipos de objetos que se pueden reciclar es importante saber lo siguiente: no todos los puntos limpios aceptan los mismos objetos. Como consejo, lo mejor es informarte antes de ir.

punto-limpio-reciclar¿Qué objetos puedo reciclar en un punto limpio?

Estos son algunos de los materiales que puedes llevar al punto limpio de tu ciudad o municipio.

  • Escombro y chatarra.
  • Todo tipo de ropa que no te pongas o no usas.
  • Muebles, tanto de casa como de la oficina.
  • Cualquier medicación. Da igual la caducidad.
  • Productos químicos y cualquier tipo de aerosol.
  • Lámparas fluorescentes gastadas.
  • El aceite del coche o el de la cocina.
  • Restos de pintura.
  • Todo tipo de electrodomésticos. Da igual el tamaño, desde un microondas hasta una gran frigorífico.
  • Baterías y pilas de todo tipo y de cualquier accesorio.
  • Maderas.
  • Cualquier calzado.
  • Todo tipo de aparato electrónico.
  • Restos de poda o jardinería.
  • Productos de fotografía, radiografías o termómetros.

punto-limpio-reciclaje7 cosas que debes saber de un punto limpio

  1. Al punto limpio también se pueden llevar objetos domésticos (latas, botellas de plástico),  vidrio o papel/cartón. En estos sitios también hay contenedores amarillos, azules y verdes.
  2. Un punto limpio abre todos los días. Es decir, también están operativos los domingos y festivos.
  3. Puedes encontrar el punto limpio más cercano de una forma sencilla. En la página web de la Organización de Consumidores se puede consultar cuál es el más cercano.
  4. Los aparatos electrónicos hay que llevarlos sin pilas, ya que estas van a otro contenedor.
  5. Existen puntos limpios móviles, que tienen unos horarios y unas paradas determinadas. Estos son muy útiles para las personas que no tienen vehículo propio o tienen que reciclar muchos objetos.
  6. Reciclar no cuesta dinero. Es decir, esto es un servicio totalmente gratuito.
  7. En el punto limpio siempre hay personal cualificado que puede resolverte cualquier duda.