El aceite es uno de los productos más utilizados en las cocinas españolas. Gracias a las propiedades que contiene, cada vez es más común su uso también en cosmética y en otros ámbitos distintos al gastronómico. Reciclar el aceite usado cada vez es más sencillo, pero aún sigue siendo una tarea pendiente.

Los beneficios que aporta al ser humano pueden ser contraproducentes para el medioambiente. En ocasiones, al utilizarlo, en el caso del uso en la cocina, el aceite puede acabar tirado en el fregadero.

A veces no somos conscientes del daño que puede producir al entorno una práctica como esta. El aceite de esta forma puede acabar en alcantarillas, provocando un gran número de problemas: tuberías atascadas, incremento de bacterias, malos olores…

No reciclar el aceite usado puede ser devastador para el medioambiente

Se estima que solo en España, podemos llegar a generar casi 200 litros de aceite al año. Cada usuario utiliza, aproximadamente, unos cuatro litros. Gran parte de esta cantidad acaba en el sitio equivocado, afectando perjudicialmente al medio ambiente. Para que podamos hacernos una idea, un solo litro de aceite es capaz de contaminar hasta 1000 litros de agua.

El hecho de no reciclar el aceite usado puede provocar que este residuo acabe en ríos y mares. Los más afectados, la fauna y la flora, que se verían perjudicados. ¿La razón? El contacto con el agua hace que el oxígeno no entre en contacto con esta.

Pero no solo eso, antes de llegar a estas zonas, los efectos negativos también están presentes. A su paso por las cañerías, el aceite es capaz de adherirse a las paredes. Los malos olores, en este caso, se convierten en un problema complicado de tratar.

Es uno de los residuos más complicados de eliminar debido a su facilidad de fijación. Su duración, además, puede ser de más de 15 años y en el caso de las depuradoras, dificulta su eliminación, haciendo más difícil la potabilización y suponiendo un aumento del gasto público.

Para tratar de revertir este efecto tan perjudicial para el medioambiente, es tan sencillo como almacenar el aceite y llevarlo a un punto limpio. Aunque cada vez estemos más concienciados con este problema, debemos poner nuestro granito de arena y acudir a lugares especializados y preparados para reciclar el aceite usado.

El punto limpio: la solución para reciclar el aceite usado satisfactoriamente

Como nos preocupa el cuidado del medioambiente y somos conscientes de los perjuicios que puede provocar esta práctica, en Novatecnic disponemos de dos puntos limpios adaptados a las necesidades de cada usuario.

Tanto el punto limpio fijo como el punto limpio móvil se pueden colocar en diferentes posiciones. En el móvil disponemos de un operador que se ocupa de organizar los residuos depositados. De esta forma, no alteramos el correcto funcionamiento del reciclaje y garantizamos la separación de los residuos.

Los puntos limpios son una buena forma para incentivar la sensibilización de los ciudadanos por el cuidado del medioambiente y el reciclaje. Así, el aceite usado pasa a dejar de ser un peligro para los seres vivos y el entorno en general.

Como ves, es importante saber que una acción que aparentemente puede parecer insignificante es capaz de causar grandes problemas y daños al mundo. Por eso, si tienes dudas sobre dónde reciclar un elemento diferente a los comunes (plástico, vidrio, cartón u orgánicos), siempre puedes acudir a un punto limpio. Allí encontraras contenedores para depositar todo lo que necesites.